Reflexiones sobre un mundo en construcción

Las necesidades de espacio cada vez son más evidentes y el poder disponer de los lugares de manera eficiente es cada vez más importante.

Los lugares que aprovechan el espacio de manera óptima, tienen que lidiar con muchas situaciones complicadas en relación a la funcionalidad y la comodidad que ofrecen.

mundo

Por ejemplo, consideremos los baños de un autobús de pasajeros o de un avión, en los cuales cada parte cumple con una función específica, pero cualquier persona que entre a uno de ellos por primera vez, tendrá primero que preguntarse cómo funciona, sobre todo en los aviones, en donde se existen más accesorios que dan servicio.

En una casa en donde los espacios son limitados, se tienen que elegir muebles que se transformen o que ocupen poco espacio y en los lugares en donde venden muebles, siempre consideran la venta de sillas plegables, sofá-camas, mesas plegables, mesas con extensiones o que se ocultan en algún pequeño espacio en las paredes o en otros muebles.

Algunos fabricantes de muebles en la India ya han explorado esos conceptos y los muebles parecen juguetes de lego o piezas de origami que surgen de algún objeto simple o que tiene una forma muy distinta.

cama_libreria

Recuerdo que cuando niño, hace ya varias décadas, cuando en la televisión mostraban cómo sería el mundo del futuro, con autos voladores y casas con paneles y botones, se suponían amplias casas, sin tantos tiliches ni cosas regadas, pues todo estaría “simplificado”.

Aún no experimentamos esa realidad; sin embargo, el mundo moderno nos va mostrando cosas que no se habían imaginado o que no se concibieron así en ese entonces.

Las necesidades, padecimientos y problemas, también se han actualizado y las prioridades han cambiado, aun cuando algunos problemas se mantienen.

Los problemas de salud, de alimentación y de educación se mantienen y se han agregado los problemas de contaminación global en el mundo, así como nuevas enfermedades, que deprimen en ocasiones.

Pero en contraste, también existen algunas mejoras en las alternativas para la salud y sobre todo que con Internet, cada vez es más difícil tapar el sol con un dedo y las noticias fluyen a una velocidad impresionante.

El mundo que vivimos también se ha vuelto un mundo plegadizo, en donde tenemos que dar cabida a mucha información y nuevas formas de trabajar y convivir.

Las fronteras de los países se van eliminando en un sentido virtual y hoy en día podemos convivir virtualmente con personas de los lugares más remotos que podamos imaginar.

construccion-moderna

Es necesario ir aprendiendo los nuevos códigos, idiomas y prácticas que están formándose día con día.

El secreto para no morir en el intento de vivir en este “nuevo mundo”, es ser adaptable y aceptar la conviviencia, sin que esto implique aceptar lo que nos disgusta.

Los tiempos que nos tocaron son precisamente los que están construyendo una sociedad que tal vez les toque conocer a nuestros hijos o nietos, solamente que cada quien tiene que hacer su parte.

Algunos disfrutan de construir casas más que habitar en ellas y hay que aprender a vivir esa vida; es la que nos corresponde vivir.